“El viento ha dejado de soplar,
las olas mueren en la orilla.
La barca, tras romper sus amarras,
va apaciblemente a la deriva
bajo la claridad de la luna a medianoche”

SAN SHO DO EI - Ehiei DOGEN, maestro Zen, (1200-1253)

Comentarios

  1. Esa barca podría ser nuestra esencia dejándose llevar por la vida... sin impedimentos....

    Gracias Angel!.

    ResponderEliminar
  2. Así es Gorka. Supongo que eso es lo que el maestro Dogen nos quiere transmitir. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.