Contemplando las nubes.

Ishi o makura ni
kumo no yukue o.

Con una piedra por almohada
(contemplo) el cuso de las nubes.

Daigu RYOKAN (1758-1831).

Comentarios

  1. Y los pensamientos van y vienen.........

    ResponderEliminar
  2. Lastima que, en esta civilización tan ajetreada, no dispongamos de más tiempo para contemplar las nubes y dejar que los pensamientos vayan y vengan
    como ellas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.