Sonreír.

Si podemos sonreír en nuestra vida cotidiana,
si podemos sentirnos alegres y en paz,
nos beneficiará a nosotros mismos,
pero también a los demás.

Thich Nhat Hanh  - Maestro zen - (Vietnam 1926-Francia ).

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.