La felicidad...

La felicidad es el resultado de una maduración interior. Solo depende de nosotros, al precio de un trabajo paciente, proseguido de día en día. La felicidad se construye, lo cual exige trabajo y tiempo. A largo plazo, la felicidad y la desdicha son, pues, una manera de ser o un arte de vivir.
Matthieu Ricard.

Datos biográficos:
Nació en París en 1946. Es hijo de Jean-François Revel, un filósofo francés de renombre con quien escribió El Monje y el Filósofo en 1999. Este diálogo con su padre fue un bestseller y se tradujo a 21 idiomas.
Viajó por primera vez a la India en 1967. En 1972 obtuvo el doctorado en genética molecular en el instituto Pasteur. Después de terminar su tesis doctoral Ricard decidió abandonar su carrera científica y concentrarse en la práctica del budismo tibetano.
Vivió en el Himalaya y fue discípulo de Kangyur Rinpoche, un maestro de la escuela Nyingma. Después se convirtió en discipulo cercano de Dilgo Khyentse Rinpoche hasta su muerte en 1991.
Además de autor, Matthieu es fotógrafo y sus fotos se han publicados en numerosos libros y revistas. Puedes ver su obra en su web personal y en la galeria de shechen.org
Está involucrado en la investigación científica de los efectos de la meditación y el entrenamiento mental sobre el cerebro en varias universidades en Europa y los EEUU. Es miembro de la junta directiva delMind and Life Institute y sus contribuciones han aparecido en Emociones Destructivas: Cómo entenderlas y superarlas editado por Daniel Goleman y en otros libros de ensayo.
Lo han descrito como el "Hombre Más Feliz de la Tierra " tras años de estudio de su cerebro mediante resonancias magnéticas en el laboratorio de neurociencia de la universidad de Wisconsin. También es el autor de En Defensa de la Felicidad .
Ricard dona los beneficios económicos de sus publicaciones y fotos a unos 30 proyectos de caridad en Asia, incluyendo la construcción y mantenimiento de clínicas, colegios y orfanatos en la región.
Actualmente sigue siendo un monje budista y reside en el monasterio Shechen que fundó su maestroDilgo Khyentse . Desde 1989, ha sido el intérprete de francés del Dalái Lama
www.librosbudistas.com


Comentarios

  1. Namo Matthieu Ricard!

    Un abrazo Ángel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Profundizaré más en sus comentarios.
      Gracias Xaro La.

      Eliminar
  2. ...y, sin embargo, miro a un niño jugando en la calle, junto a otros niños, y le veo reír, y pienso: ¿no es feliz?

    Ángel, gracias por compartir este texto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Una de las cosas que más me siguen admirando es ver a esos niños de "países subdesarrollados" que, carentes de casi todo y, muchas veces, rodeados de miseria, juegan felices.¡Que poco necesitan para ser felices!
    Es cuando vamos creciendo que la cosa se complica o la complicamos...
    Gracias "poeta errante".
    Un saludo para ti.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.