Hacer milagros.

Un joven recién llegado al monasterio pretendía estudiar las enseñanzas del budismo para obrar milagros. Cuando se enteró de esto el abad, le dijo :
-Monje, no te necesitamos aquí por tus milagros, sino para barrer los suelos.
Tradicional Zen

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.