Perseguir dos conejos.


Un estudiante de artes marciales se aproximó al maestro con una pregunta:
-Quisiera mejorar mí conocimiento de las artes marciales. Además de aprender contigo quisiera aprender con otro maestro para conocer otro estilo. ¿Que piensas de esta idea?
El cazador que persigue dos conejos- respondió el maestro- no atrapa ninguno.

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.