Me quedé dormido...

Me quedé dormido y me pareció que la vida era alegría.
Desperté y descubrí que la vida era deber.
Cumplí con mí deber y descubrí que en el estaba la alegría.

Rabindranath Tagore (1861-1941)

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.