El arte de la felicidad.

Los problemas surgen a menudo en nuestra vida. Pero los problemas, por sí solos, no provocan automáticamente el sufrimiento.
Sí logramos abordar con decisión nuestros problemas y centrar nuestras energías en encontrar una solución, el problema puede transformarse en un desafío.
No obstante, sí consideramos "injusto" ese contratiempo, añadimos un un ingrediente que puede crear inquietud mental y sufrimiento. Entonces no sólo tenemos dos problemas, en lugar de uno, sino que ese sentimiento de "injusticia" nos distrae, nos consume, nos priva de la energía necesaria para solucionar el problema original.

DALAI LAMA & Howard C.Cutler, M.D. 
El arte de la felicidad.

Comentarios

  1. Es verdad, todos los problemas dejan de ser problemas si se sabe encontra la otra cara de la moneda o sea dar la vuelta al problema, algo bueno tendrá, seguro, si no , lo habremos transformado o aceptado

    dulces sueños Angel, si no consigues dormir, cuenta ovejitas, es muy distraido y no te agobiarás , seguro, es lo que yo hago

    ResponderEliminar
  2. Plenamente de acuerdo, Ángel...

    Sin resistencias, y haciendo un giro en la conciencia, para que cambie el marco desde el que fue creado el problema... todo deviene más fácil.

    Gracias por recordárnoslo y un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La vida es como es. Sin embargo,cuando no transcurre a nuestro gusto, automáticamente la calificamos de injusta y nos sentimos victimas.
    Un abrazo para las dos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.