Cenicientas.


Ha sido la sorpresa del inicio del verano. 'Mujeres ricas', ese reality de La Sexta dedicado al lujo y a la buena vida de cuatro famosas de la jet, ha cosechado un éxito que nadie se esperaba. Es sorprendente que en unos momentos de crisis económica y de apuros para llegar a final de mes, sean las fascinantes vidas de estas cuatro Cenicientas tocadas por la varita mágica a las que no les ha importado que las cámaras filmen su forma de vida, las que se lleven el gato al agua. Unas vidas inalcanzables para cientos de otras Cenicientas que sueñan con una hada madrina que transforme las calabazas que les da la vida en carrozas y palacios con príncipe incluido.


La fascinación por el lujo ha sido siempre una constante de la televisión, que embelesa a unos espectadores que para cutreces ya tienen las suyas propias. Ahí ha estado también el éxito de 'Casadas con Hollywood'. En los primeros tiempos de la televisión digital de pago, había un canal de televenta que dejaba con la boca abierta a los telespectadores. Aquella teletienda no vendía sartenes, ni colecciones de 24 cuchillos de cocina, si siquiera inútiles artilugios electrónicos. Vendía sueños: casas de lujo, yates, coches de alto standing o palacios en lugares de ensueño. Las cámaras nos mostraban con todo detenimiento un forma de vida que nunca jamás estaría a nuestro alcance. El canal batió récords de audiencia, pero tuvo que cerrar, no por falta de espectadores, sino de clientes. Comprarse un yate de lujo, un avión o una casa paradisíaca no está al alcance de nadie y aquel canal vivía de las ventas, no de los espectadores.

Ahora son cuatro mujeres ricas las que nos han enseñado, para nuestro pasmo, como se puede vivir de fiesta en fiesta o como comprar joyas y ropa de marca sin preocuparse nunca del precio. La única preocupación puede estar si el Miró que una se acababa de comprar encajará o no con la exclusiva decoración de su salón. Pero la fascinación por el lujo no se acaba con 'Mujeres ricas'. 'Callejeros' ya se prepara para dar la vuelta a sus temas y cambiar miseria por opulancia. 'Callejeros viajeros de lujo' será su título.
 
CENICIENTAS -Por "BOQUERINI".
Publicado en EL DIARIO VASCO (Donostia-San Sebastian) el 08 Agosto 2010.

Comentarios

  1. Hola amigo, supongo que nada es casualidad, intencionalidades que deambulan entre el sarcasmo y la alienación, transportándonos a l=s un=s al polo opuesto de nuestra realidad alejándonos de nuestro presente y nuestras posibilidades de ser, y a l=s otr=s conduciéndonos a un pozo de hiel donde sumergirnos en sensaciones de amargor por el desprecio a la vida que nos exponen. Todo se acepta, sí, pero no todo nos sienta bien. Según pasan los años sin que una tele adorne y acapare el lugar principal de mi sala de estar, menos hecho en falta el dichoso artilugio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Hoka key, gracias por tu comentario.
    La sociedad y sus valores deben cambiar, pero ¿por que, y en general, ha de ser para retroceder?. ¿Que extrañas fuerzas nos están llevando por este camino?.
    ¡Que suerte la tuya de vivir sin televisor!.
    Yo intento restringir al maximo el uso del mio, pero se hace dificil.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué programa es ese? seduce a alguien el título? no entiendo nada , por los comentarios que haceis , la trituradora sigue funcionando, saben que se digiere mejor, y uno no se esfuerza en masticar
    buenas noches a los dos

    ResponderEliminar
  4. Hola Arianna. Un placer encontrarte de nuevo. Estaba extrañado al no tener noticias tuyas.

    Se trata de un programa en el que vemos a cuatro "señoras bien", cargadas de dinero, corriendo de tienda en tienda, comprando y comprando y haciendo participes a los teleespectadores de sus maravillosas vidas y milagros.
    Lo ideal en estos tiempos de crisis y paro galopante.La TV, no me cabe la menos duda, ha pasado de ser la "caja tonta" a ser la "caja de la m..."

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.