"La gloria de la mañana"


En el siglo XVI la "gloria de la mañana" era todavía muy rara en japón. El maestro Sen no Rikyû tenia un jardín entero plantado con estas flores y lo cultivaba con esmero. La fama de este plantel de "convólvulus" llegó a los oídos del Taikô(Toyotomi Hideyoshi) y este manifestó su deseo de visitarlo. Sabedor de ello, Rikyû lo invitó a un té matinal en su casa. El día señalado el Taikô fue a pasearse por los senderos del jardín, pero no hallo rastro de convólvulus. La tierra había sido aplanada y cubierta de arena y de guijarros. Respirando rabia sombría el déspota entró en la sala de té, donde un espectáculo inesperado le sorprendió gratamente. Sobre el tokonoma, en un rico vaso de bronce de la época Sung, descubrió una sola "gloria de la mañana", pero eso sí ¡era la reina del vergel !

Kakuzo Okakura - El libro del té.

Para no perderselo :
 "Sen no Rikyû" ("la muerte de un maestro de té") -  del director de cine japonés Kei Kumai -León de plata del Festival de cine de Venecia de1989.
.

Comentarios

  1. Gracias Angel por la recomendación, no me perderé esta peli! Y preciosa la historia de la Gloria de la Mañana, hasta el nombre lo es!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Quienes aman la cultura japonesa (la tradicional),la estética, la ceremonia del té, el wabi-sabi y el zen, no deben perdersela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tomo nota Ängel, no me gustaria perdérmela

    por cierto , ando buscando "“Gotas de rocío en una hoja de loto”. ¿Recuerdas? no hay manera de encontrarlo, mañana voy a Madrid espero encontrarlo allí, si no es así tendrás que darme alguna pista

    Feliz noche querido amigo, agur bero bat

    ResponderEliminar
  4. Cre que es para no perdersela. Es cierto que, como pacticante zen, mi interés es muy fuerte. Quizas a otras personas no les diga tanto.

    Disculpame, ando con la cabeza un poco espesa, no recuerdo ahora lo de las "Gotas de rocio..." ¿Puedes refrescarme la memoria?
    Feliz noche.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.