Hombre sensato, hombre insensato.

Lo que distingue al hombre insensato del sensato es que el primero ansía morir orgullosamente por una causa, mientras que el segundo aspira a vivir humildemente por ella.


Jerome David Salinger (1919-2010).
Escritor estadounidense conocido principalmente por su novela " El guardián entre el centeno" (The Catcher in the Rye), que se convirtió en un clásico de la literatura moderna estadounidense casi desde el mismo momento de su publicación, en 1951.
Estudioso del hinduismo Advaita Vedanta y del Zen, fallecio a los 91 años por causas naturales.

Comentarios

  1. Todos hemos querido morir por algo o por alguien a una edad temprana donde todo se magnificada, después viene la cordura y el poner a cada quien en su lugar y con ello la vida adquiere otro significado más auténtico

    Las grandes empresas ya no sirven

    Buenas noches Ángel

    ResponderEliminar
  2. Así es Arianna. Dicen que la edad es una medicina que todo lo cura.No se sí es así exactamente pero,como bien dices, nos pone en nuestro lugar y nos ayuda a ser más autenticos.
    Los que hemos conocido, y sufrido, epocas de grandes empresas estamos ya a la vuelta. Más vale la suma de las pequeñas y sensatas que esas grandilocuentes que el tiempo se encarga de desfondar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.