Armonía con la naturaleza.

Porque el mundo es un recipiente divino:
No puede moldearse.
No cabe exigirle nada.
Quien lo moldea, lo daña.
Quien le exige, lo pierde.
Por consiguiente:
El sabio no lo moldea y así no lo daña.
Nada le exige y así no lo pierde.
Lao-Tsé
Tao Te Ching, poema 29

Comentarios

  1. Angel, este es un sabio y hermoso poema, te agradezco que lo hagas conocer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Pues hace tiempo que lo dijo y esa plaga que se llama ser humano sigue intentando moldearlo sin hacer caso a sus palabras... con los resultados que podemos ver...
    Un abrazo
    j

    ResponderEliminar
  3. Perfecta perfección, "El sabio no lo moldea" tan solo lo deja "Ser"
    Gracias...Abrazo angel.

    ResponderEliminar
  4. Hola amig@s. Gracias por vuestros comentarios.
    Sabio, hermoso y perfecto. Hay que leerlo y volverlo a leer para que empiece a calar en nosotros. Y una vez que cale en nosotros intentar seguirlo. Si no, ya vemos como van las cosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.