Un descansito...

Nui-ito
makanaka tôranai node
choi-to ippuku.

Hilo de coser
¡No acabo de enhebrarlo..!
Un descansito.

Yatto ito ga
tôtta tokoro de
mata ippuku.

¡Por fin!
en cuanto he conseguido enhebrarlo...
Otra vez un  descansito.

Taneda Santôka ( 1882-1940)

Comentarios

  1. Gracioso , bonito, elegante...me ha gustado eso del descansito jaja

    Gracias Angel siempre me sorprendes

    Besitosss

    ResponderEliminar
  2. ¿Por que Santoka consigue conmoverme siempre?
    Te agradezco la entrada, y agradezco tu tarea constante.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los tres. Perdonar el retraso pero es que este finde he estado en un retiro zen.
    Hay "haijin" que me conmueven profundamente(Basshô, Busson, Issa, Ryokan, Saigyô...) pero hay dos que lo hacen todavía mas:
    Ryokan y Santôka. ¿será por su espiritu zen?...
    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  4. :-) La ternura es exquisita.
    Existen hombres y mujeres zen que muestran inmensa ternura.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.