No saber permanecer tranquilos.

Cuando alguna vez me he puesto a considerar las diversas agitaciones de los hombres y los peligros y penas a los que se exponen, en la Corte, en la guerra y donde nacen tantas querellas, pasiones, empresas audaces y a menudo irreflexivas, etc... he descubierto que toda la infelicidad de los hombres procede de una sola causa:
DE NO SABER PERMANECER TRANQUILOS EN UNA HABITACIÓN.

Blaise Pascal (1623-1662) -
Matemático, fisíco, filósofo y teólogo francés.
Considerado el padre de las computadoras junto con Charles Babbage.

Comentarios

  1. Los pensamientos te llevan y te traen a su antojo como una marioneta, se agotan nuestras fuerzas, y seguimos buscando.....

    Gracias por traer un rayito de luz

    abrazos, amigo

    ResponderEliminar
  2. La mente... ese mono colgado del arbol queriendo atrapar la luna que se refleja en el agua...
    Un abrazo a ambos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.