Renuncia.

Chao-chou una vez abofeteó a un discipulo cuando lo encontró inclinandose frente a una imagen del Buda.
El monje se quejó:
-¿No es algo loable respetar al Buda?
El maestro respodió:
-Sí, pero es mejor aún renunciar a algo loable.

Comentarios

  1. Cuesta renunciar, sobre todo aplastar el ego

    Gabon, Feliz noche Angel

    ResponderEliminar
  2. No se si es cuestion de aplastarlo o basta con abandonarlo. En todo caso el objetivo es dificil. Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.