No desperdiciaré mi tiempo...

No desperdiciaré mi tiempo conversando acerca de las faltas de los demás.
Si me siento inclinado a disfrutar criticando a otros,
divulgaré primeramente, en alta voz, mis propias faltas.
No criticaré a persona alguna a menos que ella me lo pida,
y aún en ese caso, lo haré con el único deseo de ayudar.
Paramahansa Yogananda (1893-1952)

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.