Para el incontrolado no hay sabiduría,
ni existe el poder de la concentración para el que no tiene control;
y para el que no tiene concentración no existe la paz.
Y, para el que no conoce la paz, ¿como puede haber felicidad?.
Bhagavad Gita.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.