Tan miserable como siempre...

Un día el maestro Joshu anunció que el joven monje Kyogen había alcanzado el estado de esclarecimiento. Muy impresionados por esta noticia, varios de sus compañeros fueron a hablar con el.
-Hemos sabido que has alcanzado el esclarecimiento, ¿es verdad?
-Así es, les contestó Kyogen.
-Dinos  -dijo uno de ellos-, ¿como te sientes.
-Tan miserable como siempre -contestó el esclarecido Kyogen.

Comentarios

  1. jaja, qué buenísimo!

    Gracias Ángel
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Profunda enseñanza... profunda...

    Gracias Angel, por compartirla.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. esclarecido, muy esclarecido Kyogen... ja.ja.aja...
    Gracias Angel
    Muy buenas historias zen, un saludo

    ResponderEliminar
  4. Gracias amigos.
    Si un día, yo, alcanzara la iluminación me gustaría hacerlo como el monje Kyogen.
    Un abrazo a los tres.

    ResponderEliminar
  5. nada cambia todo es inmutable

    Alcanzar la iluminación ? está a la vuelta de la esquina, eso dice mi maestro

    gracias Angel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí nos dedicamos a desearla y a buscarla seguro que se aleja de nosotros. Dejemos que sea ella la que venga a nosotros.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Barrer las impurezas.

La escuela de lo imperfecto.